jueves, 29 de octubre de 2009

CONSECUENCIAS DEL ALCOHOL EN LA SALUD MENTAL





Como consecuencia del alcoholismo se presentan enfermedades o también llamadas trastornos mentales, que son un estado de desequilibrio entre una persona y su entorno social.

Las personas alcohólicas con enfermedades mentales a diferencia de personas con salud mental, se les dificulta resolver conflictos, establecer relaciones interpersonales, tomar decisiones, mantener un trabajo, pierden valores, se deterioran físicamente, dependen emocionalmente y a veces orgánicamente del alcohol lo cual crea un daño cerebral progresivo.

Quizá mucha gente piense que mientras no se convierta en alcohólico típico, las consecuencias de beber frecuentemente y en altas dosis no son tan alarmantes. Pero los estragos del alcohol pueden ser graves y muchos de ellos irreversibles.

Las enfermedades mentales con llevan a la ansiedad, depresión, baja autoestima, delirio y en el peor de los casos al suicidio.

Los niños de padres alcohólicos si son criados por padres no alcohólicos, sus
riesgos para el alcoholismo permanecen altos pero oportunidades para la depresión o la ansiedad no son mayores que las de la población general. En efecto, la ansiedad y la depresión mismas son causadas por el alcoholismo y pueden ser reducidas después de la supresión del alcohol. La depresión y la ansiedad también pueden desempeñar una función principal en el desarrollo de alcoholismo en los ancianos y en otros quienes son sujetos a cambios de vida no deseados, como la jubilación, la pérdida de un cónyuge o amigo(a) y los problemas médicos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Salud_mental
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/mentalhealth.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada